Inicio  | Contacto  | Mapa del Sitio
Historia  
El Templo  
Los Grupos  
Niños  
Jóvenes  
Adultos  
Comunidad  
Escuela de Catequistas  
Formación de Agentes  
Escuela Bíblica  
Oraciones  
Celebraciones  
Papeles del Buen PastorGalería de fotosDespacho Parroquial Virtual
  AgendaHorarios
 
 

 
   
 

De cumpleaños

volvervolver
 

Felicidades, parroquia del Buen Pastor.

 

A las 24 horas de hoy, 14 de octubre nuestra parroquia cumple 64 años. Ni más ni menos. Felicidades parroquia, felicidades feligresía. Ya tenemos una cierta solera.


Al año de haber iniciado la nueva diócesis su singladura, en concreto el 19 de septiembre de 1951, D. Arturo Tabera y Araoz, primer obispo de la diócesis, publica un decreto sobre el arreglo parroquial de la ciudad de Albacete. En él leemos entre los motivos: “el número actual de parroquias- cincuenta y nueve- aun contando con las rectorías creadas para su ayuda- y cuyo número asciende a veintisiete-, es a todas luces insuficiente para atender al cuidado espiritual de nuestros fieles que se pueden calcular, según datos fidedignos, en cerca de trescientos veinte mil”.

Sí esto era para toda la diócesis, la necesidad se hacía especialmente urgente en la capital: “Esta necesidad se hacía sentir más en la capital, que ha tenido en estos últimos años un rapidísimo crecimiento, llegando a contar con un número de fieles exorbitante para las cuatro parroquias; ahora existentes. A ello había que añadir, como obstáculo para el buen gobierno parroquial en la ciudad, la desigualdad en la distribución de las feligresías entre las cuatro parroquias actuales”.

Era lógico que la creación de nuevas parroquias en la ciudad suponía que los territorios que las compusiesen se desgajaran de las cuatro ya existentes. La del Buen Pastor se formaría a base de los de la Purísima y algunos de la de San Juan. Cada una de las parroquias recibiría la advocación de un acontecimiento significativo o tradicional. Así la del Buen Pastor lo sería en recuerdo de la consagración episcopal de Tabera, que tuvo lugar el 5 de mayo de 1946, domingo del Buen Pastor en la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid.

Las otras parroquias fueron Fátima, La Asunción y El Pilar, con lo que la capital quedaba configurada en 8 parroquias. 
Este arreglo parroquial entraría en vigor, con todos sus efectos jurídicos, a las 24 horas del día 14 de octubre de 1951.

La parroquia tendría su centro de culto en “la iglesia llamada de la Misericordia” que no era otra sino la Capilla de la Casa de Misericordia. Desde ese momento comenzaría una convivencia de dos Instituciones, Casa de Misericordia, regentada por la comunidad de Hijas de la Caridad, con sus actividades y servicios y la nueva parroquia con sus cultos y actividades.